Impermeabilización de tejados

Impermeabilización de tejados

¿Os gustan los juegos de mesa? No me refiero a los cásicos como el parchís, el Monopoly o el Cluedo sino a la nueva vertiente de juegos que han ido evolucionando a lo largo del tiempo, empezando por el que fue juego del año en 2006 y ganador del Spier des Jahres (Juego del año en alemán) en 1995 «Los colonos de Catán». Carcassone, Dixit, Alhambra, Genial… son algunos de los títulos más importante en ese mundillo.

Si bien la gran mayoría de los juegos de mesa son competitivos, hay unos cuantos colaborativos en el que los jugadores deben cooperar para ganar. Pandemia o Rescate son unos de los más conocidos pero de reglas un poco complejas. Para los que se inician en ese mundo uno de los más interesantes puede ser «La isla prohibida», además de ser bastante económico. En este juego el objetivo es salir de la isla con los cuatro tesoros que hay escondidos, pero la cosa no es tan fácil. Las losetas que conforman el tablero se irán hundiendo con el paso del tiempo y desaparecerán en el abismo haciendo más difícil nuestro paso por ella. Es un juego entretenido que, curiosamente me hizo pensar en el tema del que hablaremos a continuación. Puede ser divertido ver como las losetas de una isla ficticia se van inundando, pero no lo será tanto si lo que se inunda es algún local de nuestra propiedad. Las naves industriales deben tener muchísimo cuidado con el estado de las cubiertas o tejados. Las goteras en naves industriales pueden generar pérdidas económicas importantes si el material almacenado es sensible al contacto con el agua. Busquemos una buena empresa de impermeabilización de tejados para que arreglen las goteras. Si no actuamos pronto y las goteras son constantes podría darse el caso de que el techo se viniera abajo. Las empresas de humedades están preparadas para solucionar los problemas de impermeabilización de tejados y cubiertas y cuentan con materiales y recursos específicos para cada situación. Tela asfáltica, cubiertas deck, sistemas drenantes… lo que sea necesario para dar soluciones duraderas y satisfactorias.

Para jugar a «La isla prohibida» no necesitaremos una empresa de impermeabilización de tejados (faltaría más) pero en naves industriales (como en nuestra casa) vigilemos muy de cerca las humedades y busquemos soluciones rápidas, pero sobre todo profesionales.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *