Impermeabilización de azoteas transitables

Impermeabilización de azoteas transitables

En el siglo XI empezó a operar en España una especie de cuerpo de policía que bajo el reinado de los Reyes Católicos (siglo XV) tenía el nombre de «Santa Hermandad«.  El propósito de estas hermandades era el de garantizar la seguridad en las zonas rurales y garantizar el orden público. No hace falta decir que, por aquella época, abundaban los bandidos y asaltantes en los caminos, razón por la cual estos personajes tuvieron que manifestar mano dura y, al principio de su creación, eran bastante temidos.

Se les podía reconocer porque, bajo el chaleco, asomaban unas largas mangas verdes. Por esa razón se les reconocía comúnmente como «mangas verdes». Según fue pasando el tiempo, estas hermandades empezaron a relajarse y a perder efectividad. Los ladrones se escapaban pues no llegaban a tiempo a los asaltos y llamadas de auxilio. En este marco histórico surgió la frase tan conocida por muchos de nosotros «a buenas horas mangas verdes», para señalar que a solución a un problema ya no es necesaria por llegar tarde o porque el problema ya no tiene solución.

Ni a nosotros ni a nadie nos gustaría que se nos reconociese con esa frase, sobre todo en asuntos que requieren una rápida actuación. Pensemos por ejemplo en los problemas de goteras. Supongamos que tenemos un ático en Barcelona. Cuando se construyó es muy probable que se tuviera en cuenta la impermeabilización de azoteas transitables, pero con el paso del tiempo hemos empezado a ver manchas de humedad en el techo de nuestro piso. No debemos esperar a que esas humedades vayan a más para solicitar la ayuda de alguna empresa que pueda reparar terrazas comunitarias en Barcelona ya que es muy posible que la impermeabilización de azoteas transitables que se hizo en su momento haya sufrido daños o desperfectos que estén permitiendo la filtración del agua hasta nuestro hogar. Cuando la empresa de impermeabilizaciones llegue no queremos que nos digan «a buenas horas mangas verdes» por haber dejado que las humedades hayan empeorado mucho. Tampoco queremos utilizar nosotros esa frase con las empresas a las que queremos contratar por no haber llegado a tiempo y que una humedad de fácil solución se haya convertido en un verdadero problema en el que tendremos que invertir más tiempo y dinero del que hubiera hecho falta en primera instancia.

No dudemos en buscar una empresa profesional que pueda encargarse de la impermeabilización de azoteas transitables lo antes posible y, a ser posible, que no tengan las mangas verdes.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *