Solución a las humedades

Solución a las humedades

El diez de febrero de 1996, el superordenador Deep Blue ganó por primera vez a un campeón de ajedrez de la talla de Gari Kasparov en un ritmo normal de torneo. El ajedrecista supo reponerse y, en un match de una semana de duración, acabó venciendo a la máquina con un resultado final de 4-2. Sin embargo, al año siguiente, Kasparov fue derrotado por la máquina ideada por IBM en un acontecimiento que muchos (de forma dramática) llamaron «el ocaso del hombre». Mucho ha llovido desde entonces, el ogro de Bakú, como se conocía al ajedrecista, se retiró en 2005, pero su pasión por el ajedrez se mantiene viva, como se ve en el hecho de que ha hecho varias apariciones en diferentes torneos. En el ajedrez debes ser capaz de adelantarte a los movimientos de tu adversario para poder ganar la partida, pero eso no es algo tan sencillo. Aunque los movimientos de las piezas son relativamente fáciles de aprender, las posibilidades son ilimitadas. Es posible calcular las probabilidades en los primeros movimientos, pero según avanza la partida, las opciones crecen exponencialmente hasta el grado de que» hay más posibilidades de partidas de ajedrez que átomos en el universo» (Diego Rasskin-Gutman).

Al igual que en una partida de ajedrez, hay muchas situaciones en las que tenemos que adelantarnos a los acontecimientos. Buscar solución a las humedades es una de esas situaciones. Cuando empezamos a ver las primeras manchas en paredes o techos es el momento de pensar en dar solución a las humedades de forma rápida y eficaz. Hay muchas empresas de impermeabilización en Barcelona que pueden ayudarnos a buscar esa solución a las humedades que tanto necesitamos. Quizás sólo necesitemos algún tratamiento básico para sellar grietas o a lo mejor el problema es más delicado y requiere otro tipo de obra para que la solución sea permanente y duradera.

Sea como fuere, adelantémonos a los acontecimientos (igual que en una partida de ajedrez) para conseguir un jaque mate a los problemas de humedades.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *