problemas de goteras

Problemas de goteras

Si os pregunto por el fontanero más famoso de los videojuegos es posible que no tengáis ninguna duda en el nombre a decir: Mario. Muchos lo conocemos de la época en la que empezaron a surgir las consolas de 8 bits para jugar en casa (más allá del Amstrad y la Atari) pero su origen es anterior. El primer juego de Donkey Kong que surgió en 1981 de la mente de Shingeru Miyamoto contaba la historia de la princesa Vilma, que era raptada por Donkey Kong y a la que el héroe «Jump Man» debía salvar mientras sorteaba barriles y otros obstáculos para poder llegar a la cima.

Miyamoto quiso que el personaje de su siguiente videojuego fuese «Jump Man» y con el objetivo de que fuese más atractivo para el mercado norteamericano lo bautizó como Mario. El primer juego de la saga salió en 1982 pero se popularizó aún más con el lanzamiento de la consola Nintendo para los hogares en1985 y el juego que sería su buque insignia, Super Mario Bros. Es curioso que la historia de un fontanero haya dado tanto juego. Si bien es cierto que había ciertos elementos que nos recordaban a esa profesión (recordemos todas esas tuberías que salían del suelo o los niveles subterráneos) la verdad es que la vida de un fontanero no es tan ajetreada o tan llena de aventuras. Un fontanero que tenga que arreglar goteras en Barcelona difícilmente va a tener que pelearse con hongos gigantes o tortugas voladoras, pero reparar problemas de goteras tampoco es algo carente de importancia. De hecho los problemas de goteras deben solucionarse rápida y eficazmente. Un buen profesional no se encargará sólo de eliminar los problemas estéticos sino que utilizará los medios a su alcance para hallar la raíz del problema y erradicarla. Ya sea utilizando morteros hidrófugos, pastas selladoras o pinturas elastoméricas un buen fontanero o experto en humedades se encargará de hacer un buen trabajo que impida filtraciones futuras.

Si alguna vez contratáis un fontanero o experto en humedades y al preguntarle su nombre os dice que se llama Mario, evitad esa sonrisita que empieza a aparecer en vuestros labios, seguramente ya le han hecho algún chistecito en alguna ocasión. Y quien sabe, a lo mejor tenemos delante nuestro al héroe que salvará nuestro mundo… o por lo menos nuestra casa.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *